merecimiento

¡Hola! ¿Qué tal? Hoy me paso por aquí para hablarte sobre un tema tremendamente importante, y que a veces solemos cometer el error de pasar por alto: el merecimiento. Decía el legendario Oscar Wilde…

“amarse a sí mismo es el inicio de un viaje que dura toda la vida”

Y la verdad, ¡no hay nada más cierto que eso!

Nuestra imagen, la forma en la que nos mostramos y lo que transmitimos a los demás, está totalmente determinada por el concepto de merecer. Y la verdad es que en la sociedad moderna, en la que vivimos de un lado para el otro, siempre ocupadas y con prisas, este concepto solemos saltarlo con frecuencia, sin detenernos a evaluar su importancia real.

La legendaria excusa del “no tengo tiempo” se nos ha convertido en una aliada bastante negativa. Lo digo porque yo misma la utilicé durante muchos años, casi puedo decir que yo la inventé. “No tengo tiempo para ir a la peluquería, no tengo tiempo para ir al gimnasio, no tengo tiempo para tomar un café con amigas, no tengo tiempo para mil otras cosas…”. He vivido corriendo durante muchos años…. Si tú también lo has hecho sabrás de lo que te hablo.

Esta frase implica una carga negativa muy fuerte. Al usarla con frecuencia, te estás diciendo constantemente a ti misma que vives en una vorágine, en la que estás siempre a tope y llena de ocupaciones y prioridades. Pero curiosamente esas prioridades y las cosas en las que se va tu tiempo nunca son para ti. Piénsalo………

De hecho, ahí radica el error de muchas mujeres. Si te sientes identificada con esto, quizás ahora sea el momento perfecto para que empieces a trabajar tu merecimiento. Convéncete de que tú eres tu máxima prioridad y deja de postergarte siempre, argumentando que hay otras cosas más urgentes. Es más, si lo que quieres es que las personas de tu entorno, (sean hijos o hijas, pareja, familia, clientas) sean más felices, trabaja primero tú en serlo. Porque “cuando tú cambias, todo tu entorno cambia”.

Si tú no te cuidas y si no te ocupas de estar al 100% de tu bienestar, eso empezarás a transmitirlo en todas tus relaciones: en tu familia, en tu pareja y también en el trabajo. No hay nada que genere menos confianza que alguien que aparenta inseguridad, falta de autoestima y falta de merecimiento. Y recuerda, que tu imagen habla, por no decir, grita, sobre ello.

Ahora bien, trabajar el merecimiento parte de pequeñas acciones. No se trata de que cambies por completo todos tus hábitos, y que le restes tres horas cada día a tu rutina laboral, sino de que aprendas a incorporar pequeños hábitos saludables que te hagan sentir bien cada día.

Recuerda que, si tus emociones y tu autoestima están bien, eso lo exteriorizarás en cada paso, en cada palabra y en cada acción. Acompáñame a ver estos pequeños secretos para trabajar el merecimiento.

 

3 secretos para trabajar el merecimiento

1. Tú eres tu mejor activo

Tenemos una sola vida y está en tus manos aprovecharla al máximo. Las obligaciones, las ocupaciones y el trabajo siempre van a estar ahí, e incluso pueden volverse cada vez más exigentes. Pero no olvides que tú eres tu mejor activo y tu mayor tesoro, y debes darte el cuidado e importancia que te mereces.

Abandona la costumbre de posponerte siempre, y empieza a incorporar hábitos saludables cada día, que se enfoquen en tu bienestar. Ya sea que quieras ascender en tu carrera profesional, triunfar en los negocios, o simplemente desees sentirte mejor contigo misma, trabajar en el merecimiento te será de vital ayuda.

Incorpora hábitos simples, en los que te tomes al menos diez o quince minutos al día para cuidarte. Una simple meditación en las mañanas, ejercicios de estiramiento, una mascarilla refrescante por las noches o un baño de sales aromáticas, pueden ser experiencias cotidianas que sumen mucho a tu bienestar. No tengas miedo de invertir en ti, tiempo, dinero y energía. Y cuando dudes si hacerlo, plantéate si esa inversión la harías para tus hij@s, pareja, familiar o amig@. Si lo harías por otra persona ¿por qué no hacerlo para ti? Recuerda que, si eso te aporta bienestar y felicidad, harás también a los demás más felices. ¡Cuando inviertes en ti, tú y todo tu entorno salís beneficiados!

 

2. Aprende a mimarte

Entiendo que tengas miles de cosas que hacer cada día, y que a veces dedicar un tiempo para ti se salga por completo de tus prioridades. Yo también he estado en ese lugar, y desde la experiencia te digo: no hay nada más gratificante que tomarte a conciencia un tiempo para mimarte y demostrarte cuanto te quieres y te respetas.

Después de todo, de eso también se trata el merecimiento, de usar tu tiempo en hacer actividades que te cuiden, que te relajen y hagan sentirte preciosa. Porque serlo, ya lo eres, pero muchas veces o peor aún, nunca lo sientes. Tenemos muchas posibilidades de pequeñas actividades sencillas que ayudarán a revitalizar tu autoestima cada día.

 

3. Vuelve a tus hobbys

Quizás recuerdes en los años de tu juventud, algún hobby o actividad que hayas disfrutado y que con el tiempo y las obligaciones has tenido que dejar atrás. ¿Cómo crees que te sentirías si pudieras retomarlo? Quizás tan sólo un par de horas a la semana te ayuden a reconectarte con eso que te gusta tanto.

La pintura, el dibujo, clases de escritura o de música, meditación o alguna clase de salsa, zumba o ir a caminar. Lo que sea que despierte tu interés y te ayude a disfrutar de un tiempo contigo misma y haciendo algo que te gusta, será tremendamente positivo.

Quizás tendrás que quitar algo de tiempo de otras actividades o simplemente organizar mejor el tiempo que tienes, para sumar un espacio a tus hobbies y pasiones. ¡Pues hazlo sin dudar! El tiempo que inviertas en ti misma, en tu bienestar y felicidad, será el mejor de todos.

Empieza ahora mismo a trabajar en tu merecimiento, y verás los resultados tanto en el espejo como en tu interior.

Y si sientes que necesitas ayuda contáctame en el 637500227 o en hola@mamenabad.com y veremos como mis servicios pueden ayudarte a empezar ahora mismo.

 

Si quieres más detalles sobre este tema te invito a que eches un vistazo aquí a la grabación del directo en el que te hablé mucho más extensamente de este tema.

 

Y recuerda que cada lunes desde Mamen Abad en directo comparto contigo una idea o herramienta para hacerte más fácil el camino hacía una IMAGEN PODEROSA.

Pásate por nuestra página de Facebook para ver todas las grabaciones de los anteriores y activa las notificaciones para no perderte los próximos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.